Espacio de reflexión

La vida no hace un alto al terminar un año, pero tú puedes detenerte un momento hoy, el último día de este 2016, y reflexionar sobre dónde estás y hacia dónde deseas ir. 

Cada instante hay un aprendizaje, creces, te retas, te sientes capaz y al mismo tiempo con temor, te arriesgas y sueñas.

¿Cuáles fueron tus experiencias? ¿Qué aprendiste? ¿De qué te sientes feliz? ¿Cuáles son las cosas que necesitas cambiar? ¿Cómo afrontaste la tristeza, la duda y la soledad? ¿Qué te dejaron los fracasos? ¿Cuántos de tus propósitos se cumplieron? ¿Cuáles de tus sueños aún están encerrados, temerosos de brillar? ¿Cuantos abrazos brindaste a la gente que te rodea? ¿Con quienes compartiste tus alegrías y angustias?

En unas horas tendremos un nuevo día y un nuevo año, con oportunidades y dificultades, tal como vienen todos los “años nuevos”.

¿Qué harás a partir de mañana? ¿Qué vas a cambiar? ¿Qué camino llevarán tus pensamientos? ¿Cuál será la ruta de tus pasos? ¿Qué gran sueño deseas alcanzar? ¿A qué personas vas a demostrarles tu amor y tu cercanía? ¿Qué situaciones vas a perdonar? ¿Cómo llenarás tu vida de optimismo y seguridad? ¿Qué vas a dejar en los demás?

Si piensas que el reto es mayor a lo que esperabas, enfoca los esfuerzos y da lo mejor de ti a todos, así podrás alcanzar tus objetivos.  

¡Te deseo que consigas todo lo que deseas!  ¡Feliz año nuevo 2017!